Consejos Utiles para Comprar Mejor

Televisores

Desde la aparición de los modelos de blanco y negro con sonido mono, los televisores se han modificado y actualizado en la medida que la tecnología lo ha permitido.

Hoy en día se fabrican con una amplia diversidad de modelos y se diseñan para mejorar la calidad de la imagen y el sonido. En esta guía te presentamos las características más importantes de un televisor, lo que te permitirá decidir cuáles son aquellas que más se ajustan a tus necesidades.

En cada uno de las siguientes secciones te damos a conocer algo más sobre los televisores:

  1. Historia y curiosidades
  2. Tipos, funciones y características
  3. Consejos de compra
  4. Consejos de uso

1.- Historia y curiosidades

La televisión es el resultado de una serie de fenómenos e investigaciones simultáneas desarrolladas aisladamente. El original descubrimiento de la "fototelegrafía", a mediados del siglo XIX (la palabra “televisión” no se usó hasta 1900), debe su desarrollo a varios investigadores que experimentaron con la transmisión de imágenes vía ondas electromagnéticas: Paul Nipkow, John Logie Baird, Ives y Jenkins y Vladimir Sworykin.

Se atribuye a Baird el honor de haber sido el inventor del primer sistema y el primero en lograr una transmisión.

  • En 1924 Baird construyó un rudimentario aparato mecánico basado en el disco explorador de Nipkow, y ese mismo año logró transmitir, a más de tres metros de distancia, la silueta de una Cruz de Malta. Estaba construido con elementos de desecho: la base era una caja de té y la lámpara proyectora estaba dentro de una lata de galletas, los discos eran de cartón y los lentes de lo más barato que podía encontrarse en el mercado. El aparato estaba unido por pedazos de madera, agujas, hilos y lacre.
  • En 1925 logró transmitir un rostro humano reconocible.
  • En 1926 consiguió transmitir imágenes en movimiento y mostró su invento ante la Royal Institution de Londres.
  • En 1927 fundó la Baird Television Development Company; realizó una transmisión desde Londres a Glasgow y construyó un primer aparato de televisión en color. Sin embargo, el sistema de Baird era mecánico.

La verdadera revolución llegó con el inicio de la TV electrónica, iniciada con los experimentos de Sworykin en la década de 1930. Sworykin utilizó un tubo de rayos catódicos para el aparato receptor y un sistema de exploración mecánica para la transmisión. Este descubrimiento fue bautizado como “tubo iconoscopio” y, a finales de los años 40, la TV electrónica de Sworykin había desplazado a la mecánica.

Ese año comenzó la guerra por la TV a color. Ya antes, Sworykin había sugerido la idea de estandarizar los sistemas de TV que se estaban desarrollando paralelamente en todo el mundo. Así, en julio de 1941 se estandarizó en Estados Unidos el sistema de 325 líneas, válido para todos los EEUU.

Al término de la guerra, la industria de la TV tomó un nuevo ímpetu. Europa adoptó un sistema de 625 líneas, mientras Francia poseía uno de 819. Inglaterra mantuvo el suyo de 405 y EEUU estandarizó su sistema de 525 líneas.

Los intereses económicos de las grandes compañías presionaron para que se adoptase un sistema de color no compatible con todos los aparatos, pero la gran cantidad de televisores vendidos entonces (unos 10 millones) motivó el acuerdo de desarrollar una TV color plenamente compatible.

Otro problema era la doble compatibilidad directa e inversa: que una señal en color se viera en un TV en B/N y una señal B/N se viera en un TV color. Al final el sistema de compatibilidad se logró, adoptando desde 1953 el nombre del comité regulador NTSC.

Pero este desarrollo también llegó a los países europeos quienes no quisieron ceder sus orgullos nacionales. Francia crea su propio sistema de TV en colores: el SECAM (Sequentiel Couleur A Memorie), desarrollado en 1967 con una definición de 625 líneas. Alemania hace lo propio y ese mismo año crea el sistema PAL (Phase Alternation Line), también de 625 líneas desarrollado por la empresa Telefunken (según los ingenieros, el mejor de los tres).

2.- Tipos, funciones y características

Existen diferentes tipos de televisores:

  1. Los modelos clásicos de tubo catódico: Hasta hace poco era el único sistema. Este tubo es una válvula que se recubre de un elemento que emite luz cuando incide sobre él un haz de electrones. En el camino de los electrones se colocan unos terminales que hacen el efecto de una lente electrónica que permite focalizar todos los electrones del haz en un punto estrecho sobre la pantalla. Exteriormente se le colocan unas bobinas con las que se controla un campo magnético que desplaza el haz de electrones por toda la pantalla iluminándola en todos sus puntos. En este tipo de televisor la pantalla puede ser convencional o plana.
  2. Los modelos más recientes: las pantallas de “plasma”: Son pantallas fluorescentes que generan luz, haciendo pasar un alto voltaje por un gas a baja presión. Estas pantallas usan fósforo, como los monitores tradicionales de rayos catódicos. Pero la diferencia es que consiguen una gran mejora del color y un estupendo ángulo de visión.
  3. Otro de los nuevos modelos: las pantallas LCD (Liquid Crystal Display): Son pantallas que utilizan la tecnología inventada por Jack Janning. Se trata de un sistema eléctrico de presentación de datos formado por dos capas conductoras transparentes y en medio un material especial cristalino (cristal líquido) que tienen la capacidad de orientar la luz a su paso. Estos TV vienen en formato panorámico de 16:9 (wide screen) como la que se usa en el cine, en la TV tradicional se usa la proporción 4:3 (mas cuadrada).

Ventajas de las pantallas de plasma frente a los demás tipos de televisores:

  • El consumo es mucho menor. De ahí su adecuación al mundo de los portátiles donde la durabilidad de las baterías es un tema muy importante.
  • El parpadeo en las pantallas de cristal líquido queda muy reducido por el hecho de que cada celda donde se alojan los cristales líquidos está encendida o apagada.
  • La geometría perfecta viene dada porque cada celda que contiene un cristal líquido se enciende o apaga individualmente. Por lo tanto no hay problemas de convergencia.

Problemas de estas pantallas:

  • El costo de fabricación es mayor, por la tecnología empleada y por su escaso volumen de venta.
  • El color es algo menos puro, pues algunas zonas son menos brillantes que otras. Una imagen muy clara o muy oscura afectará a las áreas contiguas de la pantalla.

3.- Consejos de compra

Cuando vamos a comprar un televisor , en ocasiones el vendedor nos habla con términos técnicos, muchos de los cuales no entendemos. ¿Qué es lo importante y lo que nos interesa saber?

1. Lo primero que tiene que elegir es el formato del televisor: ¿4:3 o 16:9?

  • Para los apasionados del cine, está la opción 16:9, ya que sus proporciones se acercan más a las de una pantalla de cine. Este formato es más natural para el ojo, más impresionante, realista y con mejor definición, aunque el valor del producto también es más elevado. El problema de estos televisores es que los programas de formato tradicional no se ven a pantalla completa, sino acotados por dos bandas negras. Cuentas con la posibilidad de expandir la imagen hacia los laterales, aunque no es recomendable por la deformación de la imagen.
  • Si lo que acostumbra es ver series o programas de televisión, el formato 4:3 es el ideal, es el formato más extendido.

2. ¿Dónde vas a colocar el televisor? Es recomendable decidir las pulgadas de acuerdo con el tamaño de la habitación donde va a estar ubicado. Los televisores comunes van desde 14 a 34 pulgadas, pero también hay grandes pantallas y pequeños televisores de menores pulgadas.

Es aconsejable ver la televisión a una distancia mínima equivalente a cinco veces la medida diagonal de la pantalla. Por ejemplo, en un aparato de 29 pulgadas la diagonal es de 70 cm., lo ideal es situarse a tres metros y medio.

3. Sistemas de sonido: Muchos televisores, si bien incluyen dos parlantes, reproducen el mismo sonido en ambos, es preferible elegir un Televisor con sonido “estereo” para apreciar mejor el sonido de las películas, recitales, etc. Algunos modelos también incorporan el sonido “Surround” o envolvente.

4.- Consejos de uso

  • El televisor es un aparato que se calienta con facilidad, por lo que es aconsejable no colocarlo dentro de un mueble. Evitá situarlo cerca de otra fuente de calor, como por ejemplo una pecera. Asegurate de comprobar la solidez del mueble que lo va a soportar de acuerdo a su tamaño y a su peso.
  • Si tienes un sistema de sonido, coloca el televisor entre los parlantes, pero no demasiado cerca, ya que éstos desprenden un campo magnético que puede reducir la calidad de los colores.
  • Tener en cuenta la orientación y la distancia respecto al espectador, procurando que la imagen quede a la altura de los ojos. Recordá que es aconsejable ver la tele a una distancia mínima equivalente a cinco veces su diagonal.
  • Es aconsejable mantener bajos los niveles de iluminación en el lugar donde ves la televisión, así evitarás los reflejos en la pantalla y ahorrar energía.

VER TODAS LAS PREGUNTAS