Consejos Utiles para Comprar Mejor

Teléfono Fijo

Al margen del auge de la telefonía móvil, los teléfonos fijos o “con cable” han experimentado una importante evolución técnica en los últimos años. Además de incorporar tecnologías digitales, ofrecen otras características, como los contestadores.

Los modelos más clásicos siguen siendo los que disponen de cable. Por lo general, son los más económicos. Su ventaja indiscutible es la calidad de escucha y, si no necesitas pasear por casa mientras hablas por teléfono, pueden ser suficientes.

En cambio, si quieres aprovechar todas las nuevas tecnologías, se impone el uso de un teléfono inalámbrico. Algunos modelos avanzados con cable también aprovechan las últimas tecnologías, pero son una minoría. Por otra parte, los inalámbricos ofrecen numerosas ventajas y los de gama baja pueden competir en precio con los modelos con cable.

En conclusión, a menos que seas totalmente reticente o que estés realmente limitado por el presupuesto, nuestro consejo es que elijas un modelo inalámbrico.

A tener en cuenta

Analógico o digital:

Hace unos años aparecieron los teléfonos inalámbricos basados en la tecnología DECT (Digital Enhanced Cordless Telecommunication), un protocolo de comunicaciones entre la base y el microteléfono. La comunicación se codifica digitalmente, lo que permite obtener una calidad de escucha óptima y proteger las llamadas para evitar cualquier intrusión en las líneas y las conversaciones. Los modelos analógicos pueden plantear algunos problemas derivados de la presencia de obstáculos entre la base y el microteléfono. Actualmente se puede encontrar un teléfono inalámbrico digital (DECT) a partir de 90 euros, por lo que sería una pena prescindir de sus ventajas. Esta tecnología también permite disimular las antenas, lo que mejora la estética tanto del microteléfono como de la base.

Autonomía:

Debido a su naturaleza móvil, los teléfonos inalámbricos deben disponer de autonomía suficiente. A diferencia de los teléfonos móviles, los microteléfonos domésticos pueden recargarse desde el momento en que finaliza la llamada, pero la base no siempre está a mano, por lo que a veces permanecen en espera durante bastante tiempo. Dos son los datos que debes tener en cuenta: autonomía en espera, que debe ser de un mínimo de 60 horas, y autonomía en conversación, que debe superar las cuatro horas.

Pantalla:

Todos los teléfonos inalámbricos digitales incorporan una pantalla de cristal líquido que ofrece información sobre el nivel de carga de la batería, la llamada en curso, etc. Si el teléfono también incluye un listín telefónico memorizable, la búsqueda de un interlocutor resultará más fácil. Para que sea práctica, la pantalla debe tener al menos dos líneas de caracteres.

Para los “charlatanes”

Memoria:

El teléfono debe disponer de una memoria que facilite las llamadas a los números más frecuentes. Los modelos más sencillos incluyen 10 memorias para otros tantos números de teléfono. Los más sofisticados incorporan un auténtico listín telefónico en el que se pueden grabar nombres y números de teléfono.

Manos libres y escucha amplificada:

Estas funciones son muy prácticas para que otras personas puedan participar en una conversación telefónica. Si el teléfono incorpora la función de manos libres, un altavoz y un micrófono permiten mantener una conversación sin necesidad de sujetar el teléfono. La función de escucha amplificada reside en la base. Estas opciones únicamente están disponibles en los modelos de gama alta.

Multiconferencia, multiterminal e intercomunicación:

Algunos teléfonos inalámbricos ofrecen la posibilidad de integrar varios terminales para dar servicio a distintas estancias con una misma base. Los supletorios adicionales se venden por separado y deben ser del mismo modelo que el teléfono original. Las llamadas se pueden transferir a otro terminal y es posible hacer llamadas internas entre los distintos terminales gracias a la función de intercomunicación. La función de multiconferencia permite que tres personas participen en una conversación al mismo tiempo.

Contestador integrado (digital o de casete):

Actualmente, los contestadores analógicos clásicos con casete (los hay de distintos formatos) han sido casi totalmente superados por los modelos digitales equipados con un chip. Además de ofrecer una calidad superior, los nuevos contestadores disponen de funciones más prácticas. Por lo general, los teléfonos DECT están equipados con un contestador digital. No es recomendable ya comprar un teléfono con contestador de casete.

Capacidad del contestador:

El número de mensajes que admite el contestador puede ser muy importante, dependiendo del tiempo que el usuario pase fuera. Por lo general, la duración de cada mensaje no es superior a dos minutos, valor más que suficiente. No obstante, es importante poder grabar más de 10 mensajes.

Fecha y hora:

Es muy importante saber en qué momento se ha recibido un mensaje. Para ello, el contestador debe disponer de la función de fecha y hora. Existen dos variantes: la fecha y la hora pueden aparecer en pantalla o anunciarse por medio de una locución de voz.

Consulta a distancia:

Cuando se está fuera de casa, resulta muy útil poder consultar el contestador a distancia. Para mayor seguridad, el sistema debe permitir la introducción de un código secreto de forma que sólo tú puedas acceder a escuchar los mensajes.

VER TODAS LAS PREGUNTAS